Visítenos ahora en

Visítenos ahora en www.juliocarmona.com

domingo, 16 de octubre de 2011

Pedro Martínez Pírez: ODA AL CARAJO

Vale más canción humilde que sinfonía sin fe. J.C.
"Si no vives para servir, no sirves para vivir" es el lema de
www.mesterdeobreria.blogspot.com



¡Oh, qué palabra; a su inventor bendigo!
Que tanta dicha a los mortales trajo,
Cuando inspirado por celeste musa,
                              dijo: ¡Carajo!

No hay trance alguno de la amarga vida
En que no sienta con primor un ajo;
Por eso el que habla castellano siempre
                                     dice: ¡Carajo!

Y el extranjero la primer palabra
Que aprende y dice sin ningún trabajo,
Es la sublime interjección del habla,
                                        ¡es del Carajo!

¿Estás muy triste? ¿La fortuna ciega
Te da dinero como dar cascajo?
Toma una copa a su salud y dile:
                             ¡Gracias, Carajo!

Si te fastidia el petulante y necio,
Si alguien te choca por lo ruin y bajo,
Das un gruñido y entre dientes dices:
                              ¡Vaya al Carajo!

¡Carajo! exclamas si el gracioso haciendo
Trompas se cambia en torpe renacuajo,
Y si con chiste te divierte alguno,
                                   gritas: ¡Carajo!

Si de un aprieto con donaire sales,
Garbo ostentando y mucho desparpajo,
Alzas la frente y con orgullo dices:
                                 ¡Qué bien, Carajo!

Pero si te pifias y salir no puedes
Del rudo lance ni por un atajo,
Y así te quedas como eterna nieve:
                       ¡Qué mal, Carajo!

¿ Ves una chica que cautiva tu alma?
Tomas un aire seductor y majo,
Pasas, saludas y murmuras luego:
                              ¡Linda, Carajo!

Tal vez a poco tus miradas hiere
Alguna cara de ogro o espantajo.
Pasas, escupes y con asco dices:
                         ¡Qué fea, Carajo!

Si a mis querellas corresponde alguna
Con un "Yo te amo" dicho por lo bajo,
Al quinto cielo subiré diciendo:
                                 ¡Feliz, Carajo!

Mas si una chica me desdeña ingrata,
A suplicarle nunca me rebajo,
Y con su gracia, su hermosura y todo,
                               ¡se va al Carajo!

Feliz invento cuanto encierra el mundo,
Cuanto bueno hay de tejas para abajo,
No vale nada al compararlo todo
                                     con un ¡Carajo!


No hay comentarios: